Publicado el

Luna de miel con niños: consejos y opciones

Luna de miel con niños

Hacer una luna de miel con niños divertida y a gusto para todos es posible. Cuando nos casamos y tenemos hijos, ya sea de la misma relación, como personas solteras o de una anterior, suele venir la pregunta de si ir solos o aprovechar para pasar tiempo de calidad en familia.

En caso de que los niños provengan de relaciones anteriores, especialmente en los casos en los que las dos partes aporten hijos, la luna de miel con niños puede ser una manera perfecta de dar comienzo a ese proyecto de familia en común. Una manera de decirles que son una parte fundamental de la nueva familia que se está creando y establecer vínculos.

En los casos en los que se traten de hijos de la pareja, previos al matrimonio, también es una manera de hacerles partícipes del enlace y que lo vivan con más ilusión. Que entiendan que nada va a cambiar y que vais a seguir siendo una familia en la que ocupen un papel primordial.

Ante una oportunidad de vacaciones familiares como esta, los más pequeños pueden vivirlo con muchísima ilusión y trasmitirnos la misma en este día tan especial.

Para ayudarte a ello, vamos a darte nuestros consejos para viajar con niños más interesantes aplicándolos a una luna de miel.

Planifica con tiempo en una agencia especializada

Boda en la playa

Al viajar con niños no hay tanto margen para la improvisación. Si ya un viaje de novios convencional requiere tiempo, una luna de miel con niños requiere reservar con más tiempo.

Para empezar, porque no es lo mismo reservar un viaje para dos personas en habitación doble que en habitaciones familiares, así como poder realizar actividades especiales para los niños.

Frente a una luna de miel convencional, para la que hay más agencias especializadas, no ocurre lo mismo que para los viajes con niños. En este último caso, es mucho mejor contar con una agencia como Viajes Beagle, donde hemos viajado a los destinos con nuestros propios hijos y que sabemos no solo reservar y preparar el viaje, sino también asesorar y explicar las diferentes opciones para asegurarnos de que sea un éxito.

Los viajes de última hora no funcionan cuando se viajan con niños, siempre es mucho mejor llevarlo todo bien preparado y evitar sorpresas. Como adultos, podemos adaptarnos a la incertidumbre, pero a un niño, especialmente si es más pequeño, sacarle de determinadas rutinas no funciona. Hará que se sienta incómodo y esté irritado, pudiendo estropear la magia del viaje.

Alójate en el alojamiento correcto

Resort infantil

Otro consejo para disfrutar una luna de miel con niños tiene que ver con el tipo de alojamiento que elijamos. Obviamente, sabemos que no vamos a poder ir a un hotel de solo adultos, pero no todos los hoteles que aceptan familias son “hoteles familiares”.

Por un lado, en el apartado de la infraestructura y dependiendo del presupuesto, siempre podemos priorizar opciones como villas familiares, habitaciones comunicadas o, en el peor de los casos, habitaciones familiares. Así, podremos alojarnos juntos y tener un control de toda la familia, sin renunciar en los dos primeros casos a algo de privacidad.

Por otro, los hoteles o resorts familiares destacan por contar con servicios de guardería, clubs infantiles, talleres para niños y otras actividades. Opciones de ocio en el propio alojamiento destinadas a los más peques de la familia, que nos permitirá tener un poco de tiempo para la pareja mientras ellos se divierten, ya sea para quedarse en la habitación o hacer alguna actividad.

Contrata tours y actividades con enfoque infantil

México con niños

Más allá de las actividades en el propio hotel, también hay que considerar las exteriores. Por ejemplo, si hacemos un safari, poder hacer uno especializado para niños. Lo mismo con excursiones culturales o de naturaleza.

Las actividades para niños permitirán que la luna de miel en familia sea mucho más divertida. Hay bastante diferencia entre hacer una actividad donde pueden participar niños a una ideada para ellos. Y no te preocupes, que los adultos también disfrutarán.

En este sentido, también ayuda cerrar actividades con guías en español. Aunque sepan inglés, generalmente se sienten más cómodos y menos estresados si pueden hablar su lengua nativa.

No hagas demasiado

Niños en la playa a contraluz

Viajar con niños requiere también un ritmo mucho más pausado. No hace falta estar continuamente haciendo cosas, sino que los peques también agradecen tiempo para descansar, jugar y no hacer nada.

Evitar que se sientan abrumados es importante en un viaje de estas características. Así que mantén también tiempo de descanso. Por ejemplo, si durante la mañana vamos a hacer una visita o una actividad exigente, dejemos la tarde libre.

Igualmente, dentro de lo posible, es importante disponer de cierta flexibilidad. Adaptarse a las necesidades y ritmos de los niños va a permitir una mejor luna de miel.

Por último, también es importante mantener rutinas en la medida de lo posible. Respetar sus horarios de comidas siempre que podamos y, sobre todo, sus horarios de sueño. Un viaje es cansado, y si no duermen bien no van a poder disfrutarlo del todo.

Elige el destino adecuado

excursiones en méxico con niños

Elegir destinos en familia también es importante. Por esto nos referimos no solo a elegir lugares con alojamientos y actividades específicas para ellos, sino en que formen parte de la planificación.

Involucrando a los niños en la elección de actividades o planes dentro del destino, se pueden sentir mucho más emocionados. Ya no verán la luna de miel como algo que no va con ellos, sino que se sentirán parte de ellas.

Lo más recomendable es que nosotros ya hayamos hecho la selección de destino. Ahí, nuestra agencia especializada nos puede ayudar. No solo hay que tener en cuenta las actividades infantiles y los alojamientos, sino también la época de la luna de miel con niños.

Si ya con adultos viajar en época húmeda puede ser molesto, si viajamos con niños lo será mucho más. Es mucho mejor viajar a destinos que estén en la estación seca y que nos garantice un tiempo más agradable. Por la misma razón, habrá que evitar épocas con mucha humedad y temperaturas muy elevadas.

Lleva entretenimiento y snacks para el viaje

Niño con fruta

Normalmente en un viaje de estas características hay que hacer desplazamientos internos. Se puede tener que coger trenes, vuelos internos o desplazamientos por carretera. Para esos viajes, siempre viene bien preparar juegos y entretenimiento para los niños.

Desde libros a tablets con juegos o películas, ayudará a hacer esta parte más pesada e inevitable del viaje mucho más agradable. Si el paisaje es bonito, también podemos jugar a juegos tradicionales como el veo veo, que les permita ir interactuando con el entorno, aunque sea a través de la ventana.

También funciona muy bien pedirles listas de lo que más les ha gustado hasta el momento y lo que menos, priorizando opciones, lo que les ayuda a ir asimilando todo lo que han vivido.

Por otra parte, también es fundamental llevar snacks para el viaje. Y, por supuesto, agua. Lo mejor es que sean snacks saludables, como trozos de fruta o frutas como el plátano, que se pueden comer fácilmente estemos donde estemos.

Así, podemos evitar que el hambre sea un problema si estamos en mitad de un desplazamiento camino del próximo destino y todavía no es la hora de la comida principal.

Prepara el equipaje teniendo en cuenta sus necesidades

Niño en viaje

Hacer el equipaje para la luna de miel con niños también es importante. Por un lado, hay que llevar algún juguete, como hemos visto en el apartado anterior, libros y cosas para que se entretengan.

Por otra parte, es muy importante tener un botiquín de primeros auxilios. Lleva los medicamentos que se suelan tomar y, además, introduce alguno para la fiebre, antidiarreico y antiinflamatorio. También nos va a venir bien tiritas y productos para las rozaduras.

También es importante llevar crema solar, gorras, gafas de sol y antimosquitos si vamos a un país tropical o vamos a pasar un verano en familia. En ese sentido, no te olvides de vacunar a los niños de todo lo necesario. (También vacúnate tú).

Si vamos a un país cálido, siempre es mejor ropa traspirable de materiales orgánicos como el algodón o el lino, en colores claros y apagados, porque los colores intensos llaman la atención de los insectos. Si vamos a un país frío, la ropa de abrigo y la ropa térmica no puede faltar.

Y, de paso, no te olvides de llevar calzado cómodo, que ya tengan domado, para evitar sorpresas.

No te olvides la documentación y pásalo bien

Niño pasaporte

Por último, ten en cuenta todo lo relacionado con la documentación. Prepara con tiempo pasaportes, DNIs y visados si son necesarios. Ten en cuenta que si todavía no tienen creado su pasaporte puede pasar más de un mes hasta encontrar una fecha disponible en la comisaría más cercana.

También contrata un seguro de viaje que cubra a toda la familia en destino. Esto siempre es recomendable, pero viajando con niños nos parece imprescindible. Contar con una buena cobertura nos hará viajar tranquilas sabiendo que pase lo que pase, tenemos cubiertos tratamientos u hospitalizaciones.

En ese sentido, no te olvides de certificados médicos o similares.

También es interesante registrarse en el Ministerio de Exteriores, en el registro de viajeros, para que quede constancia de que estamos fuera del país y nos puedan contactar si pasa cualquier cosa (por ejemplo, que el niño se pierda y las autoridades lo lleven a la embajada).

Por último, los niños son una esponja, por lo que la actitud es importante. Especialmente sí pasa algún imprevisto. Intentemos disfrutar en todo momento y así ellos disfrutarán también.

Si quieres disfrutar de una luna de miel con niños inolvidable, estamos especializadas en prepararlas en los mejores destinos. Consúltanos y déjanos ayudarte.

    - Responsable de datos: BEAGLE CLUB DE VIAJES S.L

    - Finalidad: gestión de la solicitud de información y el envío de newsletters.

    - Legitimación: el consentimiento del interesado y el interés legítimo.

    - Destinatario: no se cederán datos a terceros salvo obligación legal.

    - Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

    Declaro que entiendo y acepto la POLÍTICA DE PRIVACIDAD del sitio web www.viajesbeagle.com

    Deseo recibir newsletter e información comercial de interés con ofertas y promociones de viajes