Publicado el

Las playas de Brasil imprescindibles para tus vacaciones

playa medusa brasil

Las playas de Brasil forman parte del imaginario colectivo como un paraíso y basta pisar la primera para darse cuenta que es 100% cierto. Desde las playas urbanas de Río de Janeiro a Recife, hasta islas como Ilha Grande o Fernando de Norohna, de norte a sur hay miles de playas que merecen la pena.

Viajar a las playas de Brasil es disfrutar del sol, de una temperatura del agua agradable, de arrecifes de coral, olas para hacer surf, cocoteros, palmeras y arena blanca. ¡No se puede pedir más!

Más sobre Brasil: 10 motivos para viajar a Brasil

Las mejores playas de Brasil

playa con clima en brasil soleado

Practicamente en cada ciudad hay varias playas que merecen la pena. Hacer una lista de las mejores playas de Brasil no es una tarea fácil, pero vamos a intentarlo centrándonos en aquellos lugares más populares para los visitantes.

Con 9198 km de litoral con un clima entre ecuatorial y tropical, no es de extrañar que, para muchos, estemos ante el país con las mejores playas del mundo. Esto te tocará a ti juzgarlo y para ello te traemos nuestras playas de Brasil imprescindibles.

Playa de Ipanema (Río de Janeiro)

Ipanema

Probablemente la playa de Ipanema sea la playa más famosa de Brasil y la playa urbana más popular del mundo, junto con la de Copacabana, que también te recomendamos.

Ambas playas son seguras y espectaculares pero en Ipanema hay un mayor número de locales, mientras que en Copacabana suele haber más turistas y personas de alto nivel adquisitivo. Por ello, si lo que buscas es una experiencia auténtica de un día de playa en Río como un brasileño Ipanema es la mejor opción.

Ipanema, además, es un destino muy buscado por los surfistas debido a sus olas de gran calidad. Por otra parte, Ipanema también tiene un apartado para el público gay, que se reúne alrededor del Posto 8 de la playa.

Playas de Ilha Grande

Ilha grande

Frente a Río de Janeiro, unos pocos kilómetros al sur se sitúa Ilha Grande o Isla Grande en castellano. Se trata de una isla completamente paradisíaca en la que pasar unos días de playa si vamos a estar por esta zona.

Hace años hubo una cárcel, una leprosería e incluso era el lugar en el que se quedaba la gente hasta quellas autoridades daban permiso para desembarcar en Río. Afortunadamente, hace muchas décadas que la isla ha vuelto a su origen, siendo el lugar casi deshabitado con más de cien playas diferentes para todos los gustos.

Para llegar a Ilha Grande tenemos que coger un ferry o lancha rápida desde Angra dos Reis, Mangaratiba o Conceiçao de Jacareí. Los barcos van a Vila do Abrao, una pequeña localidad de 3000 habitantes que es la capital de la isla y donde se concentran la mayor parte de los hoteles.

De entre el centenar de playas de la isla, la más impactante es la Playa Lopes Mendes. Considerada la mejor playa del sur de Brasil y una de las mejores del mundo, para llegar hay que atravesar un camino de 2 horas y media a pie a través de la selva.

La playa de Dois Rios, en la desembocadura de dos ríos diferentes, es otra de las más bonitas de la isla. Y si buscas una foto para Instagram, nada como la palmera doblada de la playa Aventureiro.

Por último, los amantes del snorkel tienen una cita en la pequeña  playa de Caxadaço. Aunque hemos seleccionado estas cuatro playas, la verdad es que Isla Grande tiene tantas que sería muy difícil quedarse con una selección más pequeña. Lo más recomendable es ir y dejarse llevar, el paraíso está en cada esquina.

Fernando de Noronha

Playa de Fernando de Noronha

En el nordeste de Brasil, a 400 kilómetros de la costa, se esconde el archipiélago de Fernando de Noronha. Se trata de un paraíso escondido al que ni siquiera llegan los barcos. Solo se puede llegar en avión desde Natal o Recife.

Muy popular entre los brasileños para la luna de miel, se trata de un lugar que apuesta por la ecosostenibilidad no solo en sus alojamientos sino también con un número determinado máximo de viajeros que pueden estar al día. De esta forma, la sensación de estar en un lugar de ensueño no se verá ensombrecida en ningún momento.

El mismo Americo Vespucio, descubridor del archipiélago, diría al pisarlas por primera vez en 1503: “El paraíso está aquí”.

500 años después, el paraíso sigue estando allí, aunque hay mayores comodidades los visitantes.

De hecho, la playa de Baia do Sancho, ha sido declarada durante varios años consecutivos la mejor playa del mundo. ¿Quién puede resistirse a ver la mejor playa de Brasil y de todo el planeta?

Además de esta famosa playa, en Fernando de Noronha destaca la playa do Cachorro, donde se celebra un popular mercadillo o las extensas playas de arena blanca de Conceição y de Boldró, perfectas para hacer surf.

Los amantes de la naturaleza no se pueden perder la playa do Leão, donde desovan las tortugas y la playa dos Golfinhos, el lugar elegido por los delfines para aparearse. De esta playa se dice que es el mayor acuario natural del mundo.

Por último, si lo que nos interesa es el snorkel o el submarinismo, los mejores fondos se encuentran en la playa da Atalaia. 

Playas de Paraty

Playa de Paraty

A medio camino entre Sao Paulo (267 km) y Río de Janeiro (250 km) Paraty, es un bello pueblo colonial que también cuenta con unas playas a la altura de la belleza de su casco histórico.

Una de las curiosidades que hacen de Paraty un lugar único es que fue diseñado por los portugueses para ser limpiado por el mar. Tal cual, una vez al mes, coincidiendo con la marea más grande, el oceáno entra y limpia los adoquines de la ciudad.

Un fenómeno único en el mundo que junto a sus playas convierten a esta ciudad en un destino a contemplar.

En cuanto a las playas, hay varias que merece la pena ver. A diferencia de otras playas de la lista, las de Paraty son pequeñas, ubicadas entre zonas de bosque atlántico, acogedoras y con mucho encanto.

La más popular es la playa de Do Jabaquara, a la que se puede acceder desde el casco histórico. Un poco más alejada pero impresionante es la playa Do Puntal, aunque también está cerca de la ciudad. Si tenemos coche, no podemos perdernos la Playa do Engenho d’Água si nos gusta el snorkel, o coger un autobús a las playas de Trinidade o de Paraty Mirim, entre otras.

Playa Do Cassino

Playa de Cassino

La playa más larga del mundo con 254 kilómetros de largo está en Brasil. Se trata de la playa Do Cassino y forma parte del Libro Guiness de los Records.

Situada en las cercanías de la ciudad de Río Grande do Sul también es la primera playa brasileña que se habilitó para el baño con un balneario con casino que le ha dado su denominación actual. Su extensión llega hasta la frontera con Uruguay y es un lugar ideal para pasar el día en la playa si estamos por esta zona del sur de Brasil.

Su gran extensión hace que sea necesario llevar el coche para visitarla, encontrando un lugar donde poder estar practicamente en solitario. La playa es muy popular pero debido a su gran extensión, siempre hay zonas donde sentirse en una playa completamente desierta.

La mayor parte de la gente suele ir a su primera parte, situada a 20 kilómetros de Río Grande do Sul. Desde ahí, 254 kilómetros nos permiten descubrir un inmenso arenal de arena blanca solo interrumpido por los restos de barcos hundidos que periódicamente aparecen en la orilla.

Ir descubriendo los restos de los distintos barcos que hay en esta playa es una de las experiencias favoritas de muchos de los visitantes de este lugar con tanta historia.

Playa de Forte

Playa de Brasil

En las cercanías de Salvador de Bahía, en un entorno protegido, se sitúa la preciosa Praia Do Forte. Esta fantástica playa cuenta con una importante colonia de tortugas y otras especies de flora y fauna endémicas del lugar.

El pueblo, con una importante infraestructura hotelera y ecoresorts, se sitúa a 3 kilómetros de la playa, por lo que hay que coger un omnibus para llegar a la misma. Esta zona se caracteriza por haber desarrollado su industria turística con un respeto por el medio ambiente.

En la playa de Forte, de oleaje medio, encontramos zonas especiales para la práctica de surf y otros deportes acuáticos. También cuenta con zonas habilitadas para la práctica del buceo, el snorkel o el submarinismo.

Lençois Maranhenses

mujer frente a laguna en lençois maranhenses

No es una playa al uso, pero es un lugar inolvidable. Cerca de Sao Luis de Maranhao se sitúa el Parque Nacional de Lençois Maranheses, formado por un desierto de dunas con lagunas entre ellas. Las lagunas solo se forman durante la época de lluvias, por lo que deberíamos consultar el clima en Brasil antes de decidirnos por este destino.

Concretamente, las lagunas suelen estar en su mejor momento entre mayo y julio y en los meses de diciembre a febrero es bastante habitual que estén secas. A pesar de que no tienen agua todo el año, incluso hay peces viviendo en su interior.

En caso de encontrarlas llenas, el baño está permitido, por lo que será como ir a la playa al desierto. Este ecosistema, aunque parezca un desierto, está situado en la costa, con 70 kilómetros de extensión junto al océano. Por su nivel de lluvias, no se trata realmente de un desierto aunque lo parezca.

Los vehículos a motor están prohibidos en este ecosistema, con lo que para llegar a las lagunas tendremos que coger una bicicleta.

Playas de Recife

Playa de Recife

 

Para los amantes de la aventura, las playas de Recife son una opción increíble. Famosas por los avistamientos de tiburones, las playas de Boa Viagem y Porto de Galinhas están en cualquier lista de las mejores playas de Brasil.

Boa Viagem se sitúa en pleno casco urbano de la ciudad, con una extensión de 7 kilómetros junto a la Avenida del mismo nombre. Con un inmenso mar verde esmeralda, destacan sus arrecifes de coral, ideales para hacer buceo o esnorkel.

Porto de Galinhas se sitúa junto a un pequeño pueblo de pescadores del mismo nombre. Con una extensión de 4 kilómetros, se trata de una playa menos masificada que Boa Viagem, con arena blanca y aguas transparentes. En los últimos años la industria turística se ha desarrollado en la zona pero el gran tamaño de la playa hace que se siga pudiendo disfrutar en soledad.

Si te apetece ir a alguna de las playas de Brasil que hemos mencionado, consulta nuestros programas de viaje. Recuerda que también preparamos viajes personalizados.

banner descarga Brasil